¿Por qué elegir el renting flexible si eres autónomo?

El renting es una forma de alquiler de vehículos importada del mercado anglosajón y que en España es muy útil para los autónomos.

Cuando necesitamos un vehículo de empresa, no solo nos vemos con el dilema de cuál adquirir, sino que además tenemos que realizar un desembolso importante de dinero o endeudarnos. Nos vemos con el dilema de cuál adquirir porque como autónomos no podemos comprar un vehículo distinto cada seis meses, sino que la inversión la tenemos que amortizar a lo largo de los años.

Una de las soluciones que nos ofrece el mercado es el renting flexible para autónomos.

¿Qué es el renting flexible para autónomos?

A través del renting flexible para autónomos podemos alquilar un vehículo con el plazo que más nos interese. La flexibilidad que nos ofrece esta modalidad de alquiler cuenta con otras ventajas adicionales, puesto que los contratos se pueden cancelar con anticipación sin que tengamos ninguna penalización.

A diferencia de la adquisición, podremos alquilar el vehículo que en ese momento necesitemos, sin la necesidad de vernos obligados a amortizarlo durante varios años para que la inversión nos resulte rentable. Es más, si ya no lo necesitamos porque precisamos de uno distinto, podremos cancelar el contrato sin ningún problema y realizar un nuevo renting. Se trata, al fin y al cabo, de una opción muy funcional que no precisa de una gran inversión inicial.

¿Por qué elegir el renting flexible?

Además de las razones que ya hemos dado, esta forma de alquiler de vehículos nos ofrece más beneficios añadidos. Nos permite pagar solo por lo que necesitemos, de manera que si en un momento puntual precisamos de más de un vehículo, podremos disponer de ellos por el tiempo que sea necesario.

Las empresas que se cuentan con flotas de renting flexible se ocupan de la puesta a punto del vehículo. De manera que los autónomos podremos disponer de ellos con total confianza, y tampoco nos veremos con la obligación de ocuparnos del mantenimiento del coche, la tramitación del seguro a todo riesgo, la matriculación y la gestión de la documentación. Todos los trámites los realiza la empresa propietaria de los vehículos.

Otra de las ventajas que nos ofrece el renting flexible es la plena disponibilidad de vehículos de sustitución en caso de necesitarlos. Una avería en nuestro coche o furgoneta no puede parar el trabajo que desarrollamos día a día.

Como autónomos solo tendremos que pagar la cuota pactada, de la que además podremos desgravar el IVA cada trimestre y presentar las facturas como gastos de empresa. Estas ventajas fiscales son importantes para los autónomos, pequeñas y medianas empresas.

Cuando realizamos un contrato de renting flexible también podemos personalizar nuestro vehículo. Podremos incorporar los rótulos de la imagen corporativa o de la marca de nuestro producto como publicidad exterior y elemento identificativo, con la misma libertad que si fuese en propiedad.

Gracias a este sistema de alquiler de vehículos, podremos renovar nuestra propia flota de coches o furgonetas de empresa, utilizar los últimos modelos y contar con la entrega inmediata del vehículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies