La importancia de las imágenes para la conversión online

A la hora de gestionar un eCommerce, se debe conseguir que el producto o servicio ofertado sea lo más atractivo posible. Cuando el cliente visualice sus características, este debe potenciar su sensación de necesidad para que complete la acción.

Para conseguir este objetivo, se juega con una amplia diversidad de elementos como la inclusión de la máxima información posible para que el cliente no tengas dudas del tipo de producto que está adquiriendo. Asimismo, se ajustan los precios recurriendo a las ofertas y promociones destacadas, además de utilizar recursos multimedia como las imágenes.

¿Cómo deben ser las imágenes para que un eCommerce triunfe?

Alta calidad

La alta calidad en una imagen se traduce en la necesidad de que la fotografía cuente con la máxima precisión de detalles.

Se debe tener presente que el cliente no puede tocar el producto, la única información visual que va a recibir será aquella que le dé la imagen o imágenes que hayan sido seleccionadas.

Por este motivo, especialistas en fotografía eCommerce señalan a la calidad como máxima. La imagen debe tener una óptima resolución, pero además la propia web debería ser responsive para adaptar la resolución a los diferentes dispositivos ante el aumento de internautas a través de teléfonos móviles y tablets.

Imágenes desde diferentes puntos de vista

Para que el cliente pueda tomar la decisión más fácilmente, se recomienda incluir diferentes imágenes, y siempre que sea posible, desde distintos puntos de vista.

Esta práctica es cada vez más habitual en tiendas online especializada en el sector moda. En sus fichas de producto, la imagen de cada artículo muestre el modelo desde diferentes puntos de vista. Así, el potencial cliente tiene una idea más aproximada de cómo le sentaría esa prenda de ropa una vez la reciba en su domicilio.

Imágenes en diferentes colores

Siguiendo con el sector moda, este tipo de comercios online ofrecen la posibilidad de disponer de una prenda o complemento en varios colores diferentes. Normalmente, se parte de la misma imagen, pero en diferentes tonalidades.

Sin embargo, los expertos alertan de un error habitual que consiste en colocar un color de basa y luego disponer un desplegable (o un cuadro de colores) para que el usuario seleccione la tonalidad que desee de ese producto sin haberlo visto. Si el cliente no ve la tonalidad con antelación, aumentan las probabilidades de rechazar esa compra.

Imágenes tipo “¿Cómo quedaría?”

En comercios electrónicos dedicados a la ropa de hogar, cada vez es más frecuente encontrar imágenes de un textil para el dormitorio en habitaciones de diferentes estilos. De este modo, el usuario puede ver cómo quedaría el artículo seleccionado antes de su adquisición en una estancia que responda a sus gustos y preferencias decorativas.

Redes sociales

Las redes sociales tienen cada vez más importancia en el campo del comercio electrónico. De hecho, el uso de la imagen es imprescindiblespara que las marcas compartan entre sus seguidores fotografías de ese artículo. Tiendas online como  apuestan por imágenes atractivas para mostrar sus artículos de un modo que favorezca la interacción de los usuarios de redes sociales como Facebook o Twitter con la marca.

Según las últimas investigaciones, se produce un 75% más de impresiones en publicaciones que cuentan con imágenes de calidad que en aquellas que disponen de fotografías en baja resolución.

El poder de la imagen se ratifica en el eCommerce como un elemento clave para potenciar las ventas de todo tipo de productos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies